Female Escorts

EL ÉPICO VIAJE DE UNA ZORRA POR EL ÁRTICO QUE DEJÓ SIN PALABRAS A LOS CIENTÍFICOS

0 Comments

José Antonio Osorio Rodríguez, redaccion opiniondigital. Garmendia defiende sus propios intereses privados en el sector biomédico. Se bloquean en el Ministerio de Ciencia y Tecnología fondos necesarios para la lucha contra el cancer. Me acabo de encontrar con una noticia de las que hacen que se me corte la leche del café del desayuno. Resulta que se quiere forzar la salida del célebre oncólogo Mariano Barbacid del CNIO Centro Nacional de Investigaciones Oncológicasque dirige, por polemizar con la Garmendia sobre el bloqueo, por parte de su ministerio, de unos fondos privados 50 millones de euros en 5 añosaduciendo que hay 8,7 millones de euros disponibles, cuando este tipo de estudios tienen un coste mucho mayor y en casi todo el mundo existen formas de financiación mixtas, que es lo que ha propuesto Mariano Barbacid al Ministerio, tras buscarse inversores privados que aporten lo que falta. Incluso se disponía de la aprobación de la Dirección General de Tributos del Ministerio de Economía y Hacienda, hasta que en noviembre lo paralizó. Esto no es tema baladí ya que en España se diagnostican anualmente unos Desdepreside la Asociación Española de Bioempresas Asebioagrupación de empresas del sector de la biotecnología.

Aplicaciones para conocer - 599968

Pongamos los dos ojos, mejor, enfoquemos todos nuestros sentidos en Pamela Anderson. A mediados de los 90, Anderson época sin duda, un icono pop. Fotograma de la serie Pam and Tommy. Pamela había llegado a la cancel chica después de posar para la revista Playboy, por lo que ya tenía que lidiar con cierto anatema. No es que eso haya alterado por completo, aunque algo hemos adelantado. Recordemos también que era una edad en la que sobre todo, los actos deplorables, se cubrían con el velo del silencio impuesto por la sociedad y hasta auto proclamado. Levantar la voz, señalar a los agresores y difamadores eran una bala segura en sentido contrario: hacia la baja. Años antes de que irrumpiera el movimiento MeToo, Pamela Anderson habló, empero casi nadie quiso escucharla. Y quienes lo hicieron o hacían las veces que le prestaban atención, la desacreditaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*